Ginés González

El temple personificado. Ejecución perfecta. Ginés es el ejemplo de que no todo es virtuosismo. El gusto en la interpretación musical también existe.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *